Nuestras Publicaciones

Cómo construir un negocio familiar próspero

Todos hemos conocido increíbles historias que han salido de negocios familiares. Muchos han tenido esa genial oportunidad de seguir un legado inspirador, pero detrás de ese honor que se hereda durante varias generaciones, hay muchos métodos para alcanzar el éxito.

Los modelos de negocio establecidos por diferentes familias ofrecen lecciones muy valiosas. Todo se trata de saber en qué quieren convertirse y actuar lo antes posible, siempre concentrados y unidos para alcanzar los objetivos.

Toda la familia debe tener ganas de aprender y mejorar, eso es fundamental para ser exitosos en conjunto. Así garantizarán que el negocio se mantenga entre los miembros, siempre trabajando por mejorar cualquier inconveniente familiar, construyendo una buena estructura de gestión y acuerdos de propiedad.

A continuación, se enuncian una serie de ejemplos prácticos que todo negocio familiar debería seguir para ser productivo.

  1. Enfocarse en la comunicación

Es importante practicar la transparencia, construir confianza, determinar y acordar los valores del negocio familiar, entender las metas de cada miembro y sus aspiraciones fuera de la empresa que se está construyendo. Mantener reuniones periódicas, crear costumbres para mantenerse unidos (viajes, cenas o paseos). Cabe destacar que muchos acuden a ayuda profesional a través de un mediador lo que permite solucionar dificultades y fortalecer la relación intrafamiliar.

  1. Entender y definir los roles de cada miembro familiar

En los negocios familiares es muy común que todos ocupen múltiples posiciones, lo que puede atraer conflictos. Por supuesto, todos son importantes y su participación es totalmente necesaria, sin embargo, cada uno debe tener una responsabilidad con tareas específicas. Se trata de crear una estructura totalmente profesional.

  1. Trabajar para definir el perfil de la empresa

La empresa familiar no escapa a las reglas generales; es por eso que debe definir su misión, visión, valores, políticas, acuerdos y estrategias; esto servirá de cimiento para la generación de relevo, fondos de inversión familiares, dividendos, beneficios y liquidaciones.

  1. Contratar empleados que no sean de la familia

Esta es una oportunidad para atraer talento externo que posiblemente no tenga ningún miembro de la familia. Aquellas personas que no se han criado con los dueños del negocio pueden aportar su experiencia comercial a la hora de tomar decisiones sin preferencias emocionales; además, pueden ser mentores de la próxima generación.

  1. Darle poder a la generación de relevo (muy importante)

Hay que darle a la próxima generación la oportunidad de trabajar a medio tiempo desde jóvenes, pagándoles debidamente según el valor del mercado para que se mantengan haciendo su trabajo de forma correcta. Alentarlos a conseguir educación y alcanzar sus sueños. También es bueno dejarlos trabajar en otros lugares para que ganen experiencia y nuevas perspectivas, pero siempre enseñándoles lo necesario para que estén listos para tomar las riendas del negocio familiar cuando llegue el momento.

Espero que estos principios sean útiles para ti y tu familia. Te invito a discutirlos en una reunión porque siempre hay algo útil que aprender de la experiencia y opiniones de otros.