Desarrollo Personal

9 preguntas para saber si estás listo para dejar tú empleo y emprender

En los últimos años, muchos han sido los empleados que por alguna razón, han decidido dejar de lado la seguridad y beneficios que ofrece un empleo normal, para seguir sus sueños y emprender alguna actividad.

Sin embrago, un alto porcentaje de las personas que toman esa decisión, fracasan por la poca preparación. Por ello, dar el paso hacia la independencia obliga a muchos a reflexionar desde un principio, para poder tomar la mejor decisión.

Afortunadamente, no es necesario acudir a un especialista para analizar si se cuenta con la preparación suficiente para emprender, tu instinto aquí es muy valioso. Si te preguntas objetivamente y respondes con la mas cruel sinceridad (aunque sea a solas) sabrás si estas preparado, si necesitas un poco de tiempo para planificar o si realmente no es lo tuyo.

A continuación las preguntas.

1-. ¿Tengo definido el proyecto?

Es el primer paso, aunque parezca sencillo, se debe trabajar para establecer las bases de lo que será el emprendimiento. En dicho proyecto, quedará plasmada la misión, visión y objetivos del emprendimiento.

2-. ¿Quiero ser mi propio jefe?

Para muchos la respuesta es “si”, pero no es fácil. Más allá de contar con cierta libertad, ser propio jefe implica manejo de tiempo, de presupuesto y logística para llevar adelante el negocio. El empleado que se convierte en  emprendedor deja un trabajo de 40-50 horas a la semana para trabajar + de 80 sin descanso.

3-. ¿Estoy involucrado/empapado con mi emprendimiento?

Un alto porcentaje de las personas que dejan sus empleos lo hacen buscando una mejora económica, algo que con un emprendimiento puede tardar en llegar. Recuerdo una cita con alguién que intentaba poner un negocio en base a lo que hacía como empleado y lo primero que me dijo es que quería ser como su jefe, que mientras él estaba en el rayo del sol trabajando, su jefe se la pasaba en la oficina. Este tipo de análisis puede confundir mucho; nunca debemos comparar nuestro patio trasero (los inicios) con el frente bonito de la casa del vecino (negocio establecido)

4.- ¿Es viable mi emprendimiento?

Se debe evaluar lo que se desea hacer y analizar la posibilidad de éxito. Analisis F.O.D.A.

5.-. ¿Cuento con las herramientas adecuadas o con el presupuesto para comprar o alquilar?

Muchas personas fracasan porque el análisis presupuestario que hicieron estuvo muy equivocado, principalmente, cuando se hacen números en el “aire” de cuanto se va vender por mes. Lo cierto es que emprender con lo que tienes no es imposible pero se te hará mas dificil.

6.- ¿Es éste mi momento de emprender?

Un mal día no debe motivarte a emprender. Se debe tener la seguridad de que se analizó correctamente el nuevo paso.

7-. ¿Qué tiempo me debo tomar?

El que sea necesario, los emprendimientos no cuentan con un tiempo de respuesta definido. Pero la realidad es que los “doers” (hacedores) siempre ganan más que los “thinkers” (pensadores)

8-. ¿Es lo que necesito para mi carrera?

Un alto porcentaje de los fracasos se produce cuando se piensa que el emprendimiento es la meta a una carrera exitosa.

9-¿ Lo hablé con mi familia?

Un emprendimeinto afecta a toda la familia. Saber que uno no esta sola o solo en este barco hará mucho mas llevadero los momentos dificiles. El emprendimiento afectará a toda la casa en lo económico, emocional, en tiempo con la familia, etc. ¿Podrás/an superarlo?